¿Qué son las auditorías electrónicas del SAT y cómo evitarlas?

Desde el inicio de la era de la facturación electrónica en 2005, el SAT ha logrado incrementar considerablemente la recaudación por actos de fiscalización. Alrededor del 80% de las operaciones de las empresas van autorizadas por el SAT: las facturas que emitimos y recibimos, los pagos a proveedores, los cobros recibidos de clientes, las nóminas, los traslados de mercancía, etc. van autorizados por el SAT a través del timbrado de los CFDIs.